15 abr. 2007

Plaga de lesiones en el Polaris para medirse al DKV Joventut

Fizer es baja junto a Myers, Fernández, García y Robles. Debutará Stacey en su segunda etapa en Murcia


Badalona. Palau Olimpic. 19.00 horas.
Árbitros: Redondo, Alzuria y García Leal
DKV Joventut: Huertas (4), Fernández (5), Barton (11), Gaines (41), Betts (51)
Banquillo: Bennett (6), Rubio (32), Vázquez (9), Flis (20) y Archibald (10)
Entrenador: Aíto García Reneses

Polaris World: Gavel (4), Sánchez (8) , Richacher (10), Triguero (5) y Thompson (7).
Banquillo: Vetoulas (12), Dragic (9), Myers (11), Stacey (32), y García (14).
Entrenador: Manolo Hussein.
Mal pintan las cosas para el Polaris cuando llega el momento más importante de la temporada. Además de la racha de seis derrotas consecutivas la partida de lesionados sigue creciendo. Lo peor es que le ha vuelto a tocar a Fizer. El ala-pívot se ha vuelto a lesionar y será baja los cuatro próximos partidos. Myers aún no se ha recuperado plenamente de sus molestias y los pívots Oscar García y Pedro Fernández también tienen problemas físicos, estando plenamente descartado el murciano. En el capítulo de altas esta tarde el alero Stacey debutará en el Palau Olimpic de Badalona ante el DKV Joventut.

Sólo siete jugadores profesionales están en condiciones de jugar a pleno rendimiento en la plantilla de Hussein esta tarde. Stacey apenas ha entrenado tres días con sus nuevos compañeros y debería acusar falta de acoplamiento. Si finalmente tampoco está disponible Oscar García, los únicos pívots con los que contará el Polaris serán Thompson y Triguero, pues Fernández está descartado por sus problemas en la espalda. Otro que apenas ha entrenado esta semana es Myers, aunque finalmente viajó con el equipo.

Sólo siete jugadores profesionales están en condiciones de jugar a pleno rendimiento en la plantilla de Hussein
Decía William Shakespeare que el desdichado no tiene otra medicina que la esperanza. No es fácil encontrar resquicios para la esperanza para este equipo en la situación actual, sin apenas jugadores disponibles. No le van bien al Polaris sus desplazamientos a domicilio. Por si fuera poco, en el partido de la primera vuelta el DKV Joventut pasó por encima del equipo de Hussein y los murcianistas llevan seis derrotas consecutivas. El Polaris, no obstante, ya ha demostrado ser capaz de sobreponerse a la adversidad, pero para dar la cara en la pista hace falta tener al menos unos cuantos jugadores sanos.

Anthony Stacey tratará de parchear las ausencias de Robles y Brown, el primero con rotura de peroné y el segundo despedido y fichado de inmendiato por el CAI Zaragoza. El alero de Ohio afronta su segunda estancia en el Polaris, pero ahora llega con más experiencia, con un rol secundario y con el pasaporte español en el bolsillo. Sin embargo, ante la plaga de lesiones, es previsible que el ex jugador del Melilla deba jugar más minutos de los previstos pese a no conocer apenas ni a sus compañeros ni los sistemas del equipo. En su primer paso por Murcia, en la temporada 2002/2003, Stacey ayudó a conseguir el penúltimo ascenso del club murciano a la ACB, promediando 17,5 puntos por partido. Esta temporada, en el Melilla de la LEB, el alero estaba promediando 13 puntos por partido, con un porcentaje del 40% en triples y del 84% en tiros libres.

También llega a este partido el DKV Joventut con la enfermería atareada, pues Laviña y Sullivan se perderán el partido por las lesiones que arrastran desde hace días. La mejor de las caras de ‘La Penya’ es el momento dulce de Rudy Fernández, MVP de la pasada jornada de la ACB, al conseguir 29 puntos, 11 faltas recibidas y cinco robos para una valoración final de 41.

Lo peor para el Polaris es que ya no hay tiempo para grandes cambios, pues en los próximos días se juega en el Palacio de Deportes media liga, el próximo jueves frente al Grupo Capitol Valladolid y más tarde contra Etosa Alicante y Vive Menorca.

EL RIVAL
40 minutos de defensa espectáculo

LAS CLAVES
Jugar sin jugadores.
Sólo siete jugadores del Polaris están sanos y acoplados al equipo. El debutante Stacey tendrá que jugar muchos minutos sin estar aún adaptado y puede que los pívots no tengan recambio alguno. Risacher tendrá que multiplicarse jugando dentro y fuera y Gavel deberá echar una mano a los aleros.

No dejarse apabullar.
La asfixiante defensa en todo el campo del DKV Joventut puede llegar a paralizar al contrario. Dos minutos sin ideas son suficientes para que el equipo de Aíto arrolle a su rival y sentencie el partido. La concentración para los de Hussein será hoy más importante que nunca si aspiran a ganar el partido.

El factor sorpresa.

El DKV es claro favorito, por poderío deportivo y por la precaria situación del Polaris. Sólo la relajación de sus jugadores propiciaría la victoria del equipo murciano, pero Aíto García Reneses es el entrenador decano de la ACB y ha visto mucho baloncesto como para dejar que pillen a su equipo relajado.
Aíto García Reneses ha sido capaz de conseguir que su DKV exhiba por las pistas de la ACB y de media Europa un baloncesto espectacular basado en la defensa presionante en todo el campo. Los jugadores de ‘La Penya’ disfrutan defendiendo, normalmente la faceta más sacrificada de este deporte.

La estrategia de Aíto es marcar desde el principio un ritmo altísimo en ambas canastas, sacar al rival de su ritmo habitual de juego, contagiarlo del suyo, forzarles a tener que jugar pensando más rápido que de costumbre y, por tanto, haciendo perder muchos balones al rival.

Para jugar así es preciso utilizar a muchos jugadores. Así lo hace el DKV, aunque hoy cuenta con la lesión de Sullivan y Laviña, dos jugdores poco decisivos en su equipo a título individual pero vitales para repartir minutos y esfuerzo cuando se juega con la intensidad que lo hace este equipo.

Esta semana Rudy Fernández ha exhibido su excelente calidad como jugador y estado de forma al ser el MVP de la ACB, y ya es el quinto máximo anotador de la liga con 15,6 puntos por partido. También atraviesa un buen momento Gaines, tras un pequeño bache mediada la temporada. El resto de jugadores se reparten protagonismo ofensivo, y sobre todo defensivo.

Una de las atracciones de este equipo es su joven talento Ricky Rubio quien, pese a contar con tan sólo 16 años, es el líder en recuperación de balones en la ACB y ya muestra unas grandes dotes de director de juego y personalidad. Cuando Rubio coincide en pista con Rudy Fernández la tensión defensiva de su equipo se hace máxima y se convierte en un calvario para su rival el mero hecho de pasar con el balón la media pista.

No hay comentarios: