26 abr. 2007

¿Renovar a Dragic?

Hay que ver cómo se pueden ofuscar algunos cuando su equipo pierde. En cierto modo me consuela, pues veo que mi ira y pérdida de papeles es casi modesta en comparación con la de otros.

Andan por el foro ACB comentando unas palabras del compañero Fernando Vera en las que dice que él renovaría a Dagic (a Gavel también, aunque es obvio que tiene contrato). Parece que hay unanimidad en que Vera ha perdido la cabeza al decir éso, cuando está claro que los bases ha sido el puesto más flojo esta campaña en el Polaris y Dragic ha sido el peor de todos los bases.

Sin embargo, yo estoy con Vera. Evidentemente, preferiría a Nash y Calderón repartiéndose minutos y a Ranikko a la espectativa (también dijo Vera que el Polaris le tentó). Pero va a ser que no y que, si el Polaris se mantiene (cruzo los dedos mientras toco madera y me tomo un sorbo de tila), hará falta alguien real que juegue con Gavel.

Si estamos en la tesitura de volver a hacer un equipo ACB será que, pese a todo, el equipo se ha salvado con estos dos bases (más alguna cosica de Vetoulas, que habría sido buen base empezando de pretemporada). El problema fundamental de ambos, sobre todo de Dragic, es de falta de experiencia, que no tanto de calidad (aunque ahí Gavel sí va más justo). Y digo yo, ¿¿¡¡qué cojones es lo que ha hecho Dragic este año sino coger experiencia!!??.

Vale, me dirán que pese a todo no tiene la suficiente experiencia para ACB. Pues sí, puede ser, pero el hecho es que el Dragic que empezaría la próxima liga sería un poco más maduro personal y profesionalmente, algo más musculado, conocerá aceptablemente bien la liga, a sus compañeros (si no los echan a todos), la ciudad, etc. Además, su compañero Gavel andaría por el mismo camino de mejora, con lo que cuando él tuviera el día malo (que aún los tendría) el Gavel que viniera al quite también sería mejor Gavel que el de este año.

Vamos, que me parece bastante absurdo ponerse así porque, además, en todo caso dependerá en última instancia del TAU, que imagino que aún no se lo querrá llevar.

Ahora, si me dicen ustedes que Ranikko está en las oficinas del club para ver si le hacemos el favor de ficharlo y Calderón dice que estuvo bonito lo de la NBA pero quiere venirse a un sitio donde se hable español con acento cerrado y la media de temperatura esté por encima de cero grados y que le da igual el dinero, pues mira, si hay que rescindirle el contrato también a Gavel se le rescinde.

Pero me da a mí que lo que habrá disponible en el mercado nacional, que es al que apelaban los que no querían zagales de por ahí, serían jugadores como:
  • Azofra (con todos mis respetos y admiración, ya le han sobrado dos años de basket activo).
  • Nacho Rodríguez (Otro maestro, pero este año sí que parece decididamente cuesta abajo).
  • Berni Hernández (a mí no me hace ni fú ni fá).
  • Sonkó (hace tres años me lo quedaba, ahora no).
  • Nacho Ordín (como segundo base me vale, pero no de primero).
  • Carles Marco (si llegara a salir al mercado, y sin ser la quintaesencia, visto el panorama, se lo rifarían y dudo que pudieramos pillarlo. Sería el Oliver de este año).
  • Carlos Cherry (creo que su nivel es LEB o de segundo en ACB por los pelos).
  • Ferrán López (ahh, que me da la risa...).
  • Iván Corrales (estaría recién salido de una grave lesión, con años en el cuerpo y sin el nivel de antes de lo del juicio).
  • Rodrigo San Miguel (¿Ves tú? a este sí me lo traía, pero no creo que Imbroda sea tan tonto como para dejarlo ir así como así. Además, tiene el mismo problema que Dragic, inexperiencia, pero menos calidad).
  • Llompart (¿hace falta hablar del tema?).
De los demás no se me pasa por la cabeza que lleguen al mercado o que lo hagan sin montar un revuelo de los grandes, charca donde Polaris no creo que pudiera pescar.

Y no tengo claro que si no vale Dragic, ni ninguno de esta lista, a los anti Dragic les pueda servir algo de la LEB:
  • Sala (Me habría valido como segundo base este año, pero si Hussein se lo quitó de encima no creo que Pedro estuviera muy por la labor de volver).
  • Edu Sánchez (También me valdría quizás como segundo, pero con un gran primer base, y le daría más peso a su opción por ser murciano, y por los buenos ratos que nos hizo pasar, pero no sé si sería suficiente).
  • Jordi Grimau (es base escolta y no lo he visto mucho, pero lo poco que le ví me gustó y lo mismo podría ayudar un poco).
  • Galilea (el gran Galis, incluso este año habría visto bien que nos ayudara, pero el maestro Galis lo que necesita ahora es retirarse con honores).
Bueno, no sigo, que desde que dejaron de retransmitir partidos LEB puedo ver poco de la segunda liga española.

Creo que algunos no se han dado cuenta de que, en parte por falta de oportunidades y en parte porque las promociones de jugadores han venido así, en España ahora mismo tenemos cuatro bases fabulosos (bueno, dos de ellos ni siquiera están ya en España), unos pocos bases buenos, y un montón regulares. Pero buenos, a secas, son muy pocos. Otro tema a debatir es si gente como Dragic o Gavel le están quitando el sitio a los jóvenes españoles que quieren hacerse hueco. Pero eso ya lo hablaríamos otro día.

Pues eso, que si lo de Nash, Calderón y Ranikko no está claro del todo lo mismo va a resultar que la opción Dragic (de ser posible por el TAU) no va a ser tan descabellada.

Desde luego, hay que ver..., pasas el trabajo de "criar" a un jugador y cuando casi lo tienes lo echas. Pue no, no lo veo.

Y la verdad es que este no es el mejor momento de hablar de estos temas, pero es que de algo hay que hablar mientras uno se desespera viendo el devenir de las cosas.

Lo malo es lo inmediato. Los dos próximos partidos serán pura tragedia griega. Así que voy a por la máscara y la túnica para ir ambientándome.

1 comentario:

Tamo dijo...

¿Renovar a Dragic? No, nunca. Le faltan dos años más para hacerse. Cuando llegó en verano le pitaban personales a cada paso que daba, le falta físico, experiencia... Anton Gavel como base suplente puede cumplir, sobre todo por sus condiciones en defensa. Hay que fichar un base de categoría.

Goran es un gran talento, pero a día de hoy no aporta nada al equipo, más allá de alguna jugada tan brillante como esporádica.